Compartir

Nevil Maskelyne, un mago británico fue el responsable de esta hazaña, corría el año de 1898 cuando Nevil intentó captar el fenómeno por primera vez, sería hasta 1900 cuando lo lograría después colocar un adaptador telescópico a su cámara.

Maskelyne filmó el eclipse con el objetivo de añadir nuevos actos a su espectáculo, sin embargo, pasaría a la historia por ser la primer persona en filmar un fenómeno de esta magnitud.

El Instituto del Filme Británico logró restaurar la grabación con resolución 4K y ahora se encuentra disponible para todo el mundo a través de YouTube.

El vídeo dura un poco más de un minuto y capta un momento único en la historia de la astronomía.