Compartir

La cantante colombiana, Shakira estuvo en la mira de los reflectores españoles al presentarse a declarar en un juzgado en las afueras de Barcelona por realizar un presunto fraude fiscal.

Shakira estuvo alrededor de una hora con veinte minutos en los juzgados de Esplugues de Llobregat en un interrogatorio que únicamente contesto su abogado.

La prensa tuvo nulo acercamiento a la intérprete ya que no salió por la puerta principal, sin embargo, su equipo de prensa lanzó un comunicado en el que se hace hincapié sobre la inocencia de la cantante.

La fiscalía atribuye seis cargos de evasión fiscal que rondan los 14.5 millones de euros en impuestos de renta y patrimonio del año 2012 a 2014.