Compartir

Christopher Landau, nuevo embajador de Estados Unidos en México, arribó a la Ciudad de México y en sus primeras declaraciones afirmó que llega a México con la mano extendida.

“Siento enorme alegría de llegar a México, un país con el que somos socios, vecinos y amigos. Así es hoy y así será siempre”, dijo el embajador a su llegada al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

El embajador dijo a los medios que tiene la mejor disponibilidad para reunirse con todos los sectores políticos del país y conocer cada rincón de México.

Landau mencionó que a su nación le conviene una México estable y próspero y viceversa.