Compartir

Justin Trudeau, primer ministro de Canadá, informó que varias fuentes de inteligencia sugieren que el Boeing 737 que se estrelló en Teherán el Miércoles fue “derribado por un misil tierra-aire iraní”.

“Tenemos información de múltiples fuentes, incluidos nuestros aliados y nuestros propios servicios”, que “indica que el avión fue derribado por un misil tierra-aire iraní. Puede que no haya sido intencional”, dijo el primer ministro en conferencia de prensa.

El altercado provocó la muerte de 176 personas, 63 de ellas de origen canadiense, Trudeau dijo que se necesita “una investigación exhaustiva sobre este asunto… los canadienses tienen preguntas y merecen respuestas”.