Compartir

El Instituto Nacional de Migración realizó una deportación de 108 personas de origen hondureño que se encontraban de manera irregular en territorio nacional.

De acuerdo a los primero informes, el grupo de personas estaba compuesto en su mayoría por familias; el traslado se realizó desde Villahermosa, Tabasco a San Pedro Sula, Honduras.

El traslado se llevó en conjunto con las autoridades de Honduras y acatando los acuerdos y normas de migración vigentes.

Este movimiento se suma a la estrategia que que la semana pasada realizó la deportación de 316 personas.